Santificada sea tu fiesta Salamanca

Salamanca, la ciudad dorada, conocida por muchos por su gran y antigua universidad, la cual acoge a miles de estudiantes de todo el mundo, celebra cada año dos magnas celebraciones como lo son el “lunes de agua”, después de Semana Santa y la “nochevieja universitaria” cerca de la mitad del mes de diciembre. Son fiestas que cuentan con la participación no sólo de los estudiantes de la Universidad sino de regiones aledañas a nuestra ciudad.

Empezamos por el lunes – Beerpong

Pero para quien no lo sabe, Salamanca es una ciudad que nunca para, su noche es atractiva y seductora ya que ofrece la fiesta eterna, esa de la cual muchos quedan adictos sin posibilidad de rehabilitación, bueno no tanto, pero tú me entiendes. La semana empieza el lunes, lo que conlleva despertar temprano, asistir a las clases y hacer algunos deberes, por lo quizá quedas cansado pero nada que una buena siesta no pueda resolver y una vez listo y con energías, cenas y luego al Beerpong en el bar Irish Theatre. Si quieres puedes practicar antes un poco para no ser eliminado en la primera ronda, es fácil, solo coloca unos doce vasos, seis por lado y compra una pelota de ping pong en el chino y empieza a darle caña porque los españoles son muy buenos en este deporte, el cual aún espera ser admitido por el Comité Olímpico.

Los martes – fiesta tópica

El martes luego de haber triunfado en el beerpong, puedes asistir a la fiesta tópica que ofrece el Irish Theatre. Cada martes hay una fiesta cuyo tema es algún país de Europa o las famosas fiestas americana y latina. En esta te recomiendo llevar unos 6 euros, porque eso es lo que cuesta el ticket, con el cual puedes beber unas doce cervezas o sangrías y quedar un poco perjudicado para la clase del día siguiente, pero ¿A quién le importa? Carpe Diem!

En los miercoles – Franziskaner por 2,50€

El recorrido de los miércoles puede ser un poco más tranquilo, empezando con unas tapas por el centro de la ciudad, luego unas cervecitas en el Puerto de Chus donde por 4 euros puedes beber unas 5, o en un irish pub donde puedes probar la diferente variedad de cervezas europeas. Luego hacia las 23h te recomiendo de nuevo ir al Irish Theatre, donde hay un karaoke muy bueno, donde nadie te juzga por la manera como cantas, sino lo importante es el show y reír a carcajadas. La oferta de ese día es la cerveza Franziskaner por el precio de 2,50 euros.

El jueves es el rey de la semana

El día jueves es la corona de la semana, con la fiesta más fuerte de los siete días, la cual puede empezar con un botellón en casa de un amigo y luego de ahí hacer la ruta por los bares internacionales (Camelot, Gatsby, Chupitería) o si te gusta la música española puedes ir a la zona de Gran Vía, donde podrás conocer a los estudiantes españoles y practicar tu español. También tienes que visitar bares icónicos como el Paniagua, el Potemkim o el Paki Palla y terminar comiendo un kebab en calle Varillas, aunque hay otros que terminan su noche en el Khandavia o el Pipers. Si prefieres bares más adultos te recomiendo el Bar Torero o el Garamond.

Si sobrevives también el finde, puedes sentirte orgulloso de que has conquistado la noche salmantina

El viernes es más tranquilo, pero conoces la tradición que dice que los días donde sólo se bebe una cerveza terminan siendo los días históricos. Los sábados son días de destrucción masiva con una oferta parecida a la del jueves y los domingos son de descanso aunque para quien no quiere parar, por la noche hay música en vivo en O’Haras donde puedes ir a bailar y conocer a más personas y así terminar una semana de infinita fiesta. Pero antes de entrar en esta vorágine te recomiendo comprar un multi vitamínico en la farmacia para no terminar enfermo, después de que las defensa hayan bajado a niveles históricos. Si sobrevives, puedes sentirte orgulloso de que has conquistado la noche salmantina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *